Así eran nuestras primeras redes sociales a inicios de este siglo ¿Recuerdas cuál era tu preferida?

Hoy en día damos por sentado la existencia de las redes sociales y cada vez estamos atentos a las últimas actualizaciones de Instagram o Facebook y compartiendo lo más viral en Twitter o viendo el último video en TikTok. Pero antes de que estas redes nacieran habían otras que desde los treintañeros para arriba deben recordar con nostalgia.

Al principio, a inicios del 2000, nadie les daba credibilidad, y claro que las primeras redes sociales se fueron quedando en el camino, pero el concepto de compartir y de conectarnos no cambió con la rápida evolución de las plataformas y ahora mismo no podemos vivir sin ellas.

MSN Messenger, reemplazado ahora por Skype

 

MSN Messenger fue un programa de mensajería instantánea creado por Microsoft en 1999 y descontinuado en el 2005 debido a su reemplazo por Windows Live Messenger, y reemplazado ahora por Skype. En esta comunidad se hicieron los primeros contactos (y citas) con personas que quizá no conocías en realidad.

Para utilizar el servicio se requería una cuenta Microsoft Passport. Permitía utilizar tanto texto como emoticonos, emoticones animados (GIF), escritura a mano (imagen), juegos o intercambio de archivos compartidos. También permitía conversaciones por voz, mediante una cámara digital aunque las conexiones entonces no eran tan rápidas como ahora.

 

Formaba parte de los servicios ofrecidos por el portal MSN que incluían correo electrónico con Hotmail o un motor de búsqueda.

El 10 de mayo de 2011 Microsoft compró Skype por 8,5 mil millones de dólares, programa que reemplazó finalmente a Windows Live Messenger.

Fotolog, el Instagram de hace dos décadas

En el 2002, cuando el navegador era Explorer y había que conectarse a Internet a través del teléfono fijo, nacía Fotolog; y funcionaba de una manera muy sencilla: subías una foto al día y recibías comentarios. Sí, solo se podía subir una. ¿Te imaginas a los influencers de Instagram solo pudiendo subir una imagen al día?

Este puntazo es el que generaba comunidad, de ahí que se la considere una de las primeras redes sociales. Los usuarios (con menos acceso a equipos de computación o móviles que ahora) descubrieron lo emocionante que era esperar que alguien te comentara la foto.

Fotolog.com, iniciado como Fotolog.net, fue el sitio web de publicación de fotografías más grande del mundo, incluso superando a Flickr. Fotolog llegó a tener 18 millones de cuentas.

En noviembre de 2007, Hi-Media Group compró Fotolog.com en 90 millones de dólares. El monto se consideró exagerado, ya que en 2005 Yahoo pagó 35 millones de dólares por Flickr.

Pero tras una serie de fallas y nula atención a los reclamos de sus usuarios en 2016 el sitio cayó en el olvido. La nostalgia hizo que volviera en 2018 pero en versión app, aunque no recuperó el éxito que tuvo en el pasado.

Myspace, nombrada hasta en canciones

“No sé de ella ni por Myspace, no deja ni un mensaje de texto…” decía la letra de una canción de Don Omar con Wisin y Yandel. Así de influyente fue esta red social lanzada en agosto de 2003, con base en Beverly Hills.

Ocho años después de su nacimiento, Myspace contaba con 33.1 millones de visitantes en Estados Unidos, su principal mercado, aunque también tuvo gran aceptación en Latinoamérica.

MySpace fue de las primeras redes sociales, y ha logrado mantenerse, aunque ya no es lo que era. El 18 de marzo de 2019, se reveló que Myspace había perdido todo su contenido de usuario desde 2015 y antes debido a una migración a servidores fallidos, sin respaldo.

La red permite a los usuarios personalizar sus perfiles a través de códigos HTML en las áreas “Acerca de Mí”, “Quién me Gustaría Conocer” e “Intereses”. También se puede incluir Vídeos y contenido en flash, pero ahora está más enfocado a la música.

Hi5, redes sociales con juegos como ahora tiene Facebook

El boom de las redes sociales ya estaba llegando. Por eso en 2003 nació hi5. Llegó a tener en su mejor momento más de 70 millones de usuarios, sobre todo en Latinoamérica, donde rivalizaba Myspace, pero poco a poco las cifras fueron decreciendo antes de ser vendida a la competencia.

Era una red social centrada en los juegos sociales. Además se podían crear nuevos. La conexión con el público joven duró pocos años, pues los adolescentes de aquella época se fueron a otras redes sociales, donde las imágenes iban ganando terreno como protagonistas.

Desde 2010 se la reconoció por ser una central de juegos en línea. Algunos de ellos fueron exitosos y mantuvieron una audiencia constante. Incluso Facebook replicó este modelo con Farmville y CandyCrush.

Tuenti, la red social de los adolescentes donde nació el Like

Si tienes ahora mismo 40 años, vas a saber de sobra de qué se trataba. Al principio de siglo no era muy conocida, pero Tuenti vivió su momento culmen entre 2009 y 2012. Se convirtió en la plataforma social más popular, con una suma total de 15 millones de usuarios activos.

Al principio necesitabas que te enviaran una invitación para entrar, pero desde 2011 cualquiera podía acceder a compartir fotos y vídeos, chatear, etc.

Sí, ahora es la operadora de telecomunicaciones que te imaginabas al leer su nombre, pero antes de en ella podías poner fotos y hacer comentarios. Además, había un corazón, que sin duda fue el antecesor del hoy famoso Like.

Vine, el antecesor de TikTok

Hubo un tiempo a comienzos de siglo que lo que se llevaba era el microblogging. Además de los vídeos virales y las piezas cortas de contenido. Es decir, algo que ahora se ha puesto de moda con TikTok. Así es como nació Vine en 2013. Podríamos decir que fue un primer Periscope.

Dos meses después de su nacimiento, Twitter se hizo con ella y la convirtió en la plataforma de vídeos en bucle de seis segundos que explotaba al máximo el humor, la creatividad y el potencial de los usuarios. Seguro que más de un vídeo has subido a esta plataforma. ¿Verdad? Posteriormente YouTube fue el que ocupó esa parte del terreno.

Buzz, cuando Google quiso tener redes sociales

En pleno siglo XX estaba claro que las redes sociales eran el futuro. Por eso Google también quiso su parte de la torta. Pero en esta ocasión llegó tarde y mal. Buzz fue su apuesta fallida. Vio la luz en 2010 y apenas convivió durante unos tres años con sus competidores.

Era tan fácil como tener Gmail para ser usuario de la red social, que fue relegada en 2013 con la aparición de Google +. Su finalidad era intercambiar información, fotos o vídeos pero generó una gran polémica debido a sus constantes publicaciones automáticas. Como era de esperar, no tuvo nada de éxito.

Ping, el fracaso de Apple

Pero Google no ha sido el único gigante que ha tropezado con las redes sociales. Hasta el mismísimo Apple también se la pegó. La marca de la manzana mordida llegó con Ping, una plataforma con la que pretendían unir lo social con la música.

Steve Jobs lo calificó en 2010 como un híbrido entre Facebook y iTunes. La diferencia fue que a nadie le gustaba. Dos años más tarde la red social de música cerraba, sin dejar demasiada huella en sus usuarios. La verdad es que ahora mismo nadie se acuerda de la inclusión que Apple hizo en las redes sociales en la década del 2000.